Queso de Cabra

Imprimir

Cabra de la explotación de San Mamés - Raza del Guadarrama


El núcleo principal de ganado caprino se encuentra en la zona oeste de la Comunidad de Madrid, en las comarcas Suroccidental, Guadarrama y la Sierra Norte de Madrid. Los rebaños pertenecen mayoritariamente a la raza autóctona "Cabra del Guadarrama" y sus cruces.


Además de por su finísima carne, la cría de estas cabras supone la producción de una leche que, gracias a su alimentación variada y natural, con los largos períodos de pastoreo, es determinante en la calidad del producto.

Se puede utilizar leche pasteurizada o cruda. Los quesos de cabra se elaboran como semicurados y curados. Las operaciones de obtención de materia prima, su preparación y las fases de transformación del queso reúnen las garantías de control técnico-sanitario y de calidad que caracterizan la excelencia del producto final. Las características sensoriales de estos quesos son muy completas: textura y consistencia equilibradas, pasta de color uniforme y brillante, aromas intensos y profundos y sabores delicados, testigos de su procedencia artesanal.

El sabor de los quesos de cabra madrileños es variado; cada zona tiene su método de elaboración. A pesar de ello, en general prevalece su carácter algo ácido, para convertirse en mantecoso y húmedo al llegar al paladar. Tal sucesión de matices invita a disfrutarlos en compañía de un buen vino tinto de Madrid.